Misceláneas

Sexo oral, genios aberrantes y exceso de igualdad, problemas culturales de Google

El ex jefe de Android Andy Rubin, quien dejó Google tras ser acusado de obligar a un compañero de trabajo a tener sexo oral. Su premio fue un paquete de salida de $ 90 millones.

Lo que siempre escuchamos de trabajar en las grandes empresas son experiencias alucinantes, edificios increibles, tecnología brutal, puedes descansar en la sala de videojuegos y ganar miles de dólares. Pero si quieres trabajar en Google, debes esperar algo más…

Google es la segunda compañía más valiosa a nivel mundial según Forbes, y asegura que parte de ese éxito es gracias a los “genios aberrantes” que obligan a los empleados a que tener sexo oral. Si pensabas que eso nada más te pasó a ti para tener ese puesto de Comunnity Manager donde solo le das a “publicar”, tranquila/o.

Uno de esos “genios” de Alphatbet, casa matriz de Google, es el ex jefe de Android Andy Rubin, quien dejó Google en 2014 tras ser acusado de obligar a un compañero de trabajo a tener sexo oral. Su premio fue un paquete de salida de $ 90 millones. Lo exprimieron y le pagaron por eso, y tu pagándole a las chicas malas.

El problema cultural de Google se resume en una cita del ex CEO de la compañía y Presidente de Alphabet, Eric Schmidt.

“Se necesitan estos genios aberrantes porque son los que impulsan, en la mayoría de los casos, la excelencia del producto”

Dijo Schmidt a Wired en una entrevista a principios de este año según Business Insider.

Esa cultura de reconocer una mala conducta sexual de un “genio aberrante” hacia un empleado suyo, y dejarlo marchar de la compañía con $90 milloones y sin ningún castigo, hace tolerante a la empresa de prácticas que corrompen completamente el ambiente laboral.

Tanta aceptación puede ser un problema

Google destaca con fuerza la cultura abierta de su compañía para facilitar el pensamiento libre y no tiene ningún problema en contratar a personas de distintos géneros, creencias, razas o pensamientos. Pero hace unos años, Google buscaba cerrar la brecha entre la cantidad de trabajadores hombres (que era mayor) y mujeres.

Un ingeniero de la compañía, James Damore, asistió a un evento de la compañía donde asegura se habló de crear entrevistas adicionales para las mujeres y entornos más acogedores para las mujeres y las minorías subrepresentadas. Algo que Damore criticó, asegurando que esto es un acto de discriminación hacia las propias mujeres y hacia los hombres también.

Damore escribió luego en un memorando que las prácticas de contratación destinadas a aumentar la diversidad “pueden efectivamente bajar el listón” en Google.

Damore enmarcó su memorando como un llamamiento a la diversidad intelectual, identificando su razonamiento como una posición política conservadora silenciada por la “cámara de eco ideológico” de Google.

“Es una perspectiva que necesita desesperadamente ser contada en Google”.

Escribió Damore

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s