Marketing

Enamora a los indecisos: cómo salir de la “friendzone” del marketing

Porque nadie se ha salvado de un rebote.

De seguro se te ha bajado la autoestima de vendedor cuando te toca un cliente (casi potencial) al que le lanzas todas tus ases bajo la manga, le notas mucho interés por tu producto e igual te dice “seguiré viendo, gracias”. El momento “friendzone” de tus ventas.

Te cuestiones cosas como: “no fue él, fui yo”, “¿pero qué hice mal?”. No te deprimas, probablemente estás haciendo un buen trabajo con tus tácticas, pero hay clientes que justo están pasando por un momento complicado o tienen muchas distracciones en su vida como para tomar una decisión.

Cómo saber si el cliente es indeciso

De acuerdo con un análisis de HubSpot, este tipo de consumidores muestran ciertos rasgos:

  • Cuando evalúa muy bien lo que le estás ofreciendo, pero no opina.
  • Cuando esquiva el contacto visual.
  • Siente presión por dar una respuesta y busca tiempo para eso.
  • Te deja hablar como un loro y no participa.
  • Casi no muestra emociones.

¿Por qué no termina de decidir?

  • Tiene poca confianza hacia el vendedor.
  • No siente interés genuino.
  • Está comparando con otras opciones.
  • Se siente presionado.
  • No cree tener suficiente información sobre la empresa.

Recomendaciones para enamorar a los clientes indecisos

Primero, analiza lo que estás haciendo o dejando de hacer y luego utiliza estas técnicas:

Muestra sinceridad

Estas personas saben distinguir si estás vendiendo con ánimo o de manera forzosa. Intenta dar el mayor esfuerzo por responder sus dudas y no de una forma obligada.

Dales control

No intentes ser imponente. Puedes hacerles preguntas para conocer un poco más sobre ellos y sus gustos en cuanto al rubro de tu producto, para que sientan que tienen el poder de la palabra.

Muestra siempre interés por atenderles

Cuando pide más información para decidir después, no bajes la guardia y mantén el mismo ánimo que tenías cuando creías que era un cliente seguro. No olvides que ellos perciben el desinterés.

Abre tus alternativas

No esperes ese “sí” a la primera. Guarda tus mejores jugadas para el final y hazles propuestas tentadoras para hacerlos dudar (luego de conocer un poco más sobre él). Así notará que te interesa tenerlo como cliente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: