Marketing

Investigación de mercado: la vieja confiable para crear tu negocio

Si quieres que tu emprendimiento crezca, tienes que quitarte la flojera por hacer tareas (como en el colegio), y ¡ponte a investigar!

Comenzar un negocio es un proceso que conlleva mucha planificación para la toma de decisiones. No es como si te pudieras lanzar al vacío y “probemos a la suerte”, tiene que haber una previa investigación.

Y una investigación de mercado es simplemente recopilar y analizar toda información referente a lo que abarca un sector de negocio con el fin de crear una estrategia que haga evolucionar la empresa.

Para llevar a cabo ese proceso, debes seguir, como mínimo, los siguientes pasos:

Define las características de tu target

De acuerdo con HubSpot, lo principal es crearle una personalidad a tu cliente potencial. Comprende quién es, cómo es, cuáles son sus hábitos, a qué acostumbra…

Sin embargo, encasillar un perfil por edades y género no siempre resulta efectivo, va a depender de tu producto. Ejemplo: si vendes toallas sanitarias, debes tener un promedio de edades en mujeres que usarían tu producto, porque ni una niñita ni una mujer menopáusica sería tu público. Pero si vendes consolas de videojuegos, es muy probable que hombres de todas las edades te compren (además de un montón de mujeres).

Para comenzar a idear tu buyer persona o perfil de comprador, comienza con entrevistas y evaluando los clientes de la competencia.

Selecciona a los clientes que vas a entrevistar

Deben ser personas que ya te han comprado, que han probado tu producto, que dejaron de comprarte o que consumen lo que vendes, pero de las marcas competencia, y personas que hayan interactuado contigo.

Para escogerlas, básate en las características que se parezcan más al perfil que definiste para ahorrarte muchas entrevistas y para que sea más precisa tu investigación.

Prepara las preguntas de investigación

Toda entrevista debe estar previamente preparada, en cuanto a las preguntas, temas a tratar y tiempo aproximado. Es recomendable que incluyas preguntas abiertas para ayudarte a despejar dudas (en caso de haber) y para no influir en el pensamiento del consumidor, es decir, responda lo más sincero posible y según su personalidad.

Haz una lista de tus competidores

Identifica la competencia directa y evalúa su estrategia, su lenguaje, su identidad, etc. Pero esto no significa que te vas a copiar de sus técnicas, sino que te ayudará a entender mejor el negocio y las necesidades que se van creando en tu perfil de comprador. Asimismo, podrás ver el comportamiento del cliente y cómo puedes solventar sus “problemas”.

Para estudiar de mejor manera a tus “rivales”, puedes realizar un benchmarking (herramienta de comparación marketera).

Haz un informe de tu investigación

Plasma todos los datos que obtuviste y organízalos en un cuadro o tabla digital:

Fondo. ¿Cuáles son tus objetivos con el estudio?

Participantes. ¿A qué personas entrevistaste y cuáles serían los clientes potenciales?

Resumen ejecutivo. ¿Qué aprendiste?

Consideración. Temas que descubriste.

Decisión. Idea situaciones de decisión al incluir características al producto o personas de influencia.

Plan de acción. ¿Qué harás ahora? ¿Cuáles son tus prioridades? Realiza una línea de tiempo y planifica tu estrategia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: